domingo, 16 de diciembre de 2007

MIMETISMO TARDIO

MIMETISMO TARDIO

Balumbo era negro,
Balumbo se enamoro,
ella no lo queria por negro.

Balumbo se refregó la piel,
tomo drogas,
consulto con filósofo de la Villarreal,
se colgó un amuleto
que le obsequio una vidente,
se encerró siete meses en una bodega sin luz,
por ultimo se fue al Sahara a rezar
como un ermitaño
esperando que un milagro le cambiara de piel,
pero Balumbo siguió siendo negro,
entonces marxistamente hizo huelga de hambre,
en medio del desierto
para mover la bondad de Dios.

¡Azar del destino!
Cuando lo encontraron unos beduinos,
su esqueleto brillaba recontra blanco bajo la luna.